Xalok - Dietética y nutrición
29
JUN
2017

HIDRATACIÓN EN EL DEPORTISTA

Posted By :
Comments : 0

Cuando llega le verano y se empieza hablar de los peligros de la deshidratación, hay dos tipos de personas:

Las que se preocupan por estar bien hidratadas y sienten cierta confusión sobre cómo hacerlo, y las que hacen ejercicio al aire libre y restan importancia a una correcta hidratación. Tanto si eres de un grupo como de otro, sigue leyendo…

¿Es importante la hidratación? Hay que tener presentes que el agua es el principal componente del cuerpo humano y es esencial para multitud de funciones en el organismo. Una deshidratación leve puede tener multitud de efectos en nuestra salud, como: Retención de líquidos, colapso de los riñones, aparición de edemas, rotura de cabello, piel y unas…

Pues bien ahora que conoces la importancia de una correcta hidratación y perteneces al grupo de personas que quieren saber como hacerlo, puedes seguir leyendo para conocer algunos datos más.

 

¿Está implicada en nuestro rendimiento deportivo? ¡Sí!

La pérdida de agua en nuestro organismo, está directamente relacionada con algunas afecciones como

  • Contracturas y calambres
  • Mareos, dolor de cabeza y golpes de calor
  • Disminución de la fuerza
  • Disminución de la energía aeróbica por el musculo

 

Por tanto, como para la salud como para el rendimiento es muy importante no caer en una situación de deshidratación. Para ello el organismo cuenta con un mecanismo muy complejo que nos avisa de que estamos perdiendo agua corporal: la sed. Esta alarma  indica que ya hay cierta deshidratación (2% aprox), por lo que la sed evidentemente no se debe ignorar, pero debemos saber que para cuando la sed aparece, ya hemos podido estar poniendo en peligro nuestra salud y rendimiento.  En el caso de los deportistas, se debe planificar una estrategia de hidratación cuantificando la cantidad de agua y de electrolitos que necesita cada deportista. Es importante que los deportistas sepan  que no existe una fórmula mágica que indique cuantos litros de agua se deben consumir ni al día ni por cada hora de ejercicio, ni siquiera cuantos electrolitos se deben reponer para cada prueba. Cada deportista es diferente, ya sea en el ritmo de sudoración, en el filtrado a nivel renal, pero también en gustos y costumbres.  Por eso y más en esta época del año, la estrategia de hidratación en las pruebas debe estar personalizada para cada deportista. Si sufres alguna de las afecciones nombradas anteriormente, empieza por hacer una correcta hidratación asesorada por un profesional y así podrás ir descartando. Muchas veces, la solución a tu problema tiene fácil solución.

Sobre el autor

Dejar Comentario

*